Textos de los discos L.P.

 

Chile Canta –- 1959
Recuerdo de Chile (Souvenir of Chile)
–- 1960
Canciones de América Morena –- 1961
Nosotros –- 1961
De Mañanita - 1963
De La Cordillera Vengo –- 1964
33 Años de Canto –- 1970

Voces de Tierralarga –- 1965
Canturreando con Voces de Tierralarga –- 1966
Cantos de mi Tierralarga (Chile) –- 1967
The Wonderful Latin-American Sound of Chile Voces de Tierralarga - 1968
Cantos de Chile –- 1969

 

Chile Canta Recuerdo de Chile Tonadita Chilena Canciones de America Morena Nosotros De Mañanita De La Cordillera Vengo Voces de Tierralarga Canturreando con Voces de Tierralarga Cantos de mi Tierralarga Cantos

 

 

 

 

 

Chile Canta –- 1959

Chile Canta

Según como se miren las cosas, es más difícil -o mucho más fácil- presentar a estos artístas que a cualesquiera otros, con motivo de la publicación de su primer disco de larga duración.

Si pretendemos traducir a palabras su historial artístico, corremos el riesgo de perdernos en detalles sin lograr dar una visión exacta de lo que realmente representan dentro de la evolución de la música chilena. Podremos decir que el conjunto nació en 1937, que desde su primer viaje al extranjero (Argentina, 1945 con clamoroso éxito en Radio El Mundo y boites, de Buenos Aires) ha realizado gran cantidad de giras por varios países de América, con CUATRO incursiones por Estados Unidos, que culminaron con la presentación, en 1960, en el show de Dinah Shore, especialmente contratados al efecto. Podremos agregar que en todas partes estos huasos se han presentado como reales SEÑORES de la música nuestra; que su "bitácora" musical registra hechos, triunfos, consideración de parte de empresarios y público, no muy frecuentes en artístas no sofisticados que es un grupo en el cultivo de estilos internacionalizantes. En fin, concluiríamos diciendo que es un grupo altamente cotizado, que constantemente se le ofrecen suculentos contratos..., etc.

Optemos por la mejor fórmula: por hablar fácilmente de ellos; por decir que LOS HUASOS QUINCHEROS representan un estilo de música chilena jerarquizada, que su nombre está ligado a creaciones musicales inolvidables que cuando en 1948 se les concedió el Premio Municipal y en 1949 la estatuilla "Caupolicán", volvía a ellos, simbólicamente, el reconocimiento público de esa sonoridad armoniosa, a ese cantar campesino que emana de sus voces con asombrosa autenticidad de campos, valles, ríos y gentes auténticamente chilenos; en pocas palabras a ese cuarteto de huasos sin vuelta y, sin duda, esencia de nuestro hombre de campo.

Resulta hasta cierto punto sorprendente comprobar que en el público hay unanimidad completa en gustar de sus interpretaciones, nada más -pero cuán importante es- que porque esas cuatro voces perfectamente afiatadas, y de timbre homogéneo suenan con la agreste armonía de la propia tierra nuestra, que por donde se la mire descansa perezosamente en su propio esplenor de verdes vegetales y lacustres, y de azules de montañas y cielos infinitos como su propia belleza. Porque hasta en el corazón mismo de Santiago se vive con la sensación de presencia de la incomparable armonía que rodea a la ciudad misma y a cada uno de nosotros... Allí no más, a un paso, tenemos una cordillera imponente, un océano de abismante grandeza, y entre uno y otro, tantos valles, tantos ríos y arroyos, tantos árboles, tanto verde...

LOS HUASOS QUINCHEROS saben cantar -y tienen voz para ello- a esta tierra querida con la emoción y el espíritu de las palabras que perduran en alabanza de aquello que los chilenos quieren más que a su propia vida: CHILE.

 

Recuerdo de Chile (Souvenir of Chile) –- 1960

Recuerdo de Chile

Recuerdo de Chile:

A poco de haber aparecido el primero LP titulado “CHILE CANTA”, de los famosos Huasos Quincheros, nos hemos visto prácticamente abrumados por la demanda general de que se siga adelante con la edición de discos de larga duración conteniendo las interpretaciones únicas e inimitables que de la música popular chilena hacen estos artistas.

Se ha podido observar que los turistas extranjeros, con rara unanimidad, han elegido el repertorio de LOS HUASOS QUINCHEROS para llevarlo como recuerdo de su paso por Chile.

Y cómo no habría de ser así, si las interpretaciones del más famoso conjunto chileno constituyen una síntesis de ese rostro sonriente de Chile, que es lo que más indeleblemente queda grabado en el recuerdo del viajero: la hospitalidad, la bonhomía, la gentileza de sus gentes; la sinfonía de verdes de los valles centrales; el fresco murmurar de sus incontables ríos y arroyos cargados de peces; y desde luego, una vez más hay que mencionar los lagos y las montañas nevadas, porque el volver a mencionarlos es como saturarse momentáneamente de la abrumadora belleza del paisaje nacional.

Todo esto lo sabe el turista, y cuando se marcha con la garganta apretada de emoción de ver tantas cosas bellas, sólo atina a aferrarse a la música de Chile como lo único realmente vivo que puede llevarse de aquí, fuera del recuerdo de su pueblo y más de algún cálido lazo de amistad.
“RECUERDO DE CHILE” se llama este disco, porque es una verdadera postal sonora con las coces y las guitarras de sus as dignos representantes: EL CONJUNTO “LOS HUASOS QUINCHEROS”.


Souvenir of Chile
:

The creations of LOS HUASOS QUINCHEROS are a synthesis of the smiling features of Chile that tourists keep as an everlasting memory: the hospitality, the kind disposition of its people, the colorful symphony of central valleys; the murmur of its countless rivers and streams; its lakes and snowy peaks.

Somehow the tourist knows it and, when he has to leave, he feels that Chilean music is the only living part of Chile he may take along with him, the only element to keep alive a warm memory of its people.

“SOUVENIR OF CHILE” by LOS HUASOS QUINCHEROS is a singing post card with the voices and guitars of these famed artists whose first LP, “CHILE CANTA, created an enormous demand for more LP releases of their repertoire.

We proudly present this album, and hope you will enjoy it. It's a warm message of friendship, a “SOUVENIR OF CHILE”.

 

Canciones de América Morena –- 1961

Canciones de America Morena

LOS HUASOS QUINCHEROS, perfectos cultores de la canción campera chilena, han llevado a todos los ámbitos de América su arte incomparable. Pero como excelentes músicos que son, bien de la tierra americana, han sabido recoger y captar, a través de sus numerosos viajes, las manifestaciones musicales mas representativas de cada país.

Hasta ahora siempre habíamos escuchado a LOS HUASOS QUINCHEROS en el muy chileno ambiente del atardecer campesino, en los caminos mágicos del maravilloso Sur, en los cantos de vendimia y rodeo.

¿Por que no viajar con ellos, esta vez, por la AMERICA MORENA? El itinerario, un poco elegido y un mucho al estilo “pat’e perro”, parte son una nostálgica tonada nuestra y nos conduce primeramente a la inmensidad pampera del gaucho, con su zamba proverbial y la rústica alegría del “gato”; luego volamos por encima de las aguas doradas del Paraná para rememorar las nostalgias del campesino uruguayo. Asunción tiene para nosotros toda la poesía de la leyenda guaraní, y el Altiplano nos recibe con la algarabía del colorido carnaval indiano. Lima colonial, su vals evocador de balcones y serenatas y el triste lamento incaico; y, antes de volver a la tierra de las tonadas y las cuecas, un prodigioso salto hasta la cintura de América, el Panamá de la tamborera y la cumbia tropicales.

Así, pues, hay una grata sorpresa para los innumerables admiradores de estos famosos artistas en el contenido latinoamericano de este disco. Y también, un grato recuerdo de esta tierra morena para aquellos viajeros de otros continentes que han venido a conocernos.

 

Nosotros –- 1961

Nosotros

“NOSOTROS”, LOS HUASOS QUINCHEROS, volvemos con nuestras inolvidables creaciones de los boleros que hicimos famosos en Chile.

He aquí el del título de esta selección, “NOSOTROS”, de Junco, cuyos célebres versos “dicen” que encubrieron una real tragedia de amor… “SUFRIR”, “NIEBLAS” y “AGONIA”, tres portentosas muestras de la inspiración de Pancho Flores .. “ENAMORADO DE TI”, la lírica creación del autor de “Lamento Borincano”, Rafael Hernández… “NOCHE CALLADA” y “SILENCIOSAMENTE”, dos finos temas de Jaime Atria, chileno como Pancho Flores y Sergio Sauvalle, autor éste de “DE UNA MIRADA”, e integrante del conjunto. Tampoco pueden faltar algunas canciones respaldadas por nombres inolvidables como Agustín Lara (AMOR DE MIS AMORES), Luis Barragán (EN UN RINCONCITO), Alfredo Gil (SIN UN AMOR) y el binomio Cruz-Leiva (¿POR QUE TE VAS?”).

Pocos artistas pueden decir, como satisfacción máxima de su trayectoria, que sus creaciones dieron fondo musical e ilustraron la atmósfera romántica de dos generaciones. LOS HUASOS QUINCHEROS tienen este galardón a su haber, y lo más extraordinario es que su vena creadora surge más rica y fresca que nunca… Hoy en día son tal vez los artistas mejor cotizados de Chile y en sus giras periódicas al extranjero están considerados como número “de lujo” que de real categoría a cada local en que se presentan.

El presente disco fue hecho para recordar los grandes éxitos en boleros que tuvieron estos artistas. Estimamos que su publicación, constituye un verdadero acontecimiento, y con mayor razón si pensamos que contiene el inestimable aporte de ese gran músico e intérprete que es Valentín Trujillo. En cuatro de los temas contamos también con la colaboración del notable organista brasileño Totó, por gentileza de Corporación de Radio de Chile S. A. (R.C.A. Victor).

He aquí presentado el primer disco LP, con boleros por LOS HUASOS QUINCHEROS, incomparables interpretes de las más famosas canciones románticas latinoamericanas de los últimos veinte años.

Estas canciones renacen aquí para encantar las horas mejores de aquellos que saben escuchar ”los más bellos boleros”…, y gustan bailarlos.

 

De Mañanita - 1963

De Mañanita

La solidez de la popularidad y fama de LOS HUASOS QUINCHEROS es axiomática; no admite discusión ni duda. Este conjunto es algo así como una característica de Chile, como decir Valparaíso, o cerro Santa Lucía, y no hay nadie que, entre los extranjeros, se precie de conocer Chile y no tenga por lo menos un par de discos LP de estos artistas.

Y parece que ellos son conscientes de tan grave responsabilidad, porque toda su vida y actividad artística están impregnadas de tal grado de seriedad y dedicación, que sólo de una labor así puede resultar una superación constante como la que es dable apreciar a través de sus muy numerosas grabaciones.

Cuando salió el primer LP de LOS HUASOS QUINCHEROS, el titulado “CHILE CANTA” (Odeon N.o LDC-36087), que hoy sigue siendo el disco de música chilena más vendido de todos los tiempos, parecía que nunca más podría volver a lograrse semejante síntesis de calidad en temas y selección. Sin embargo, el tiempo ha demostrado que cada nueva creación de estos artistas es siempre superior. Ahora, el presente disco comienza con una obra maestra en su género, surgida de la inspiración de Diego Barros Ortiz y Vicente Bianchi: “ POLVAREDA EN EL CAMINO”, tema de recuerdo y evocación del célebre conjunto LOS CUATRO HUASOS, en interpretación emotiva y dignísima. Y así transcurre la presente selección, alternando temas nostálgicos y descriptivos, con canciones alegres o francamente festivas. Por ello pensamos que, también esta vez, el último disco superará a los anteriores, y que quienes han llevado a su casa una vez un disco de LOS HUASOS QUINCHEROS no podrán dejar de tener la colección completa.

No podemos dejar de felicitar a quienes aportan un arte prestigioso al país, por su trabajo de constante superación, y también nos congratulamos de poder trabajar regularmente en la noble labor de hacer discos en colaboración con esos buenos amigos y mejores artistas que son: Carlos Morgan, Jorge Montaldo, Sergio Sauvalle y Benjamín Mackenna, es decir, “LOS HUASOS QUINCHEROS”.

 

De La Cordillera Vengo –- 1964

De La Cordillera Vengo

La aparición de un nuevo disco LP de “LOS HUASOS QUINCHEROS” responde a la insaciable demanda de los incontables admiradores del famoso conjunto. La canción popular chilena, a ojos y oídos de nacionales y extranjeros, se identifica en gran medida con “LOS HUASOS QUINCHEROS”. Por eso no debe extrañarnos que cuanto viajero o turista pasa por Santiago, así como quienes salen de Chile hacia otros países, lleven como imagen musical de esta tierra algunas grabaciones de nuestros artistas. Ellos mismos viajan con regularidad al extranjero. En Estados Unidos, en especial entre los norteamericanos de origen latino, tienen un público fiel y entusiastas, y en todos los demás países latinoamericanos se les conoce y admira, a través de sus valiosas interpretaciones del repertorio folklórico o romántico de nuestro continente.

En sus selecciones grabadas siempre incluyen, en proporción equilibrada, temas folklóricos famosos y creaciones nuevas, de os mejores autores. En la del presente disco sorprenderán, entre estas últimas, algunas como “Pregones Nocturnos”, “Caleuche” y otras, en que se unen una concepción nueva y un aire evocador, dentro de la estructura tradicional. Igualmente, llamará la atención de auditor la novedosa creación interpretativa de algunos temas, que por lo demás no sorprende en artistas que saben mantener una permanente corriente renovadora en su labor.

Por eso, “LOS HUASOS QUINCHEROS” están considerados por muchos como los más genuinos representantes de la música chilena.

 

 

Voces de Tierralarga - 1965

Voces De Tierralarga

VOCES DE TIERRALARGA es un Conjunto que sobresale y se diferencia de todo otro, por muchas y muy distintas circunstancias. No es que sea solamente el fruto de la larga experiencia de Jorge Montaldo y de exhaustivas jornadas de ensayo; no se trata de un Conjunto que llega al público sobrecogido con algunas interpretaciones y nada más; no es el típico cuarteto que hace folklore chileno y extranjero y que matiza sus actuaciones cantando boleros.
En realidad hay mucho de eso; es más. VOCES DE TIERRALARGA, es así, pero además, tiene algo que es fundamental; siguen sin apartarse un milímetro, del plan más cuidadoso jamás trazado, para llegar a la cúspide y permanecer allí para siempre. Es un plan duro, exige muchos esfuerzo, exige muchas horas de insomnio, porque todos sus integrantes desempeñan diversas actividades durante el día. Es un plan difícil, porque cada tema que llega a sus maños, es rechazado o incorporado a su repertorio, solo después que ha sido examinado por todos y después que se ha agotado toda posibilidad en torno a él, y, esto es lo más importante, es tarea sumamente dura, porque este es un cuarteto de cinco, donde cantan cuatro... ? Extraño? No, es efectivo, y es otra parte vital en el éxito de VOCES DE TIERRALARGA. Todo el repertorio esta montado entre cinco componentes, pero uno de ellos, es reemplazado, es decir, cuando uno no puede actuar por cualquier causa, el conjunto se presenta igual y suena igual. Esto solo da una idea de responsabilidad y cuidado que se ha puesto en la formación de este autentico equipo de camaradas de la música.

Quienes quisieran encontrar el ángulo curioso, la nota periodística o lo risueño en VOCES DE TIERRALARGA, tienen mucho material. Podríamos decir que entre sus cincos componentes, reúnen casi una veintena de niños. Todos son casados; todos desempeñan actividades comerciales; todos tocan guitarra, cuatro no habían participado jamás en este tipo de actividades, y uno, Montaldo, debuto en el campo artístico en su más tierna infancia, cuando entre otras cosas, le tocó cantar como solista de “Los Niños Cantores de Viena”, cuando estuvieron acá hace una treintena de años. Posteriormente, el mismo Montaldo, siguió en el campo artístico. Fue solista de la Barra de la Universidad Católica, y estreno el “Himno” junto a Vicente Bianchi. Formo conjuntos constantemente: Los Veracruzaños, Los Cóndores, Los Strangers y finalmente, integro Los Quincheros.

Con Los Cóndores estuvo muchos años haciendo éxitos, por ejemplo, “Ese Camino Agreste”, con Los Strangers fue numero de arrastre y con Los Quincheros, ganó dos Festivales de la Canción de Viña del Mar, todos los premios que se entregan en el país, y viajo seis veces a Estados Unidos a actuar, entre otros programás, en el Show de Dinah Shore, uno de los más famosos del mundo.

Con tal pedigree detrás, era lógico suponer que el Conjunto que formara Jorge Montaldo, iba a ser sobresaliente. Y ha sido así. Prueba de ello, este primer álbum lanzado ante la exigencia del público, cuando a VOCES DE TIERRALARGA le faltan aún varios meses para cumplir su primer año de vida. Nos alegramos de tenerles entre nosotros y les deseamos la mejor trayectoria en su carrera artística a todos; Manuel Ortíz, Sergio Gormaz, Arnoldo Martínez, Jorge Cristofanini y Jorge Montaldo. Muchos éxito, VOCES DE TIERRALARGA.

24-IX-‘65

 

Canturreando con Voces de Tierralarga - 1966

Canturreando Con Voces De Tierralarga

El nombre es sugestivo: “Voces de Tierralarga”. Geográficamente, voces de Chile… pero para el cantar de América Latina. Y ¡que bien han logrado captar la esencia de cada modalidad folklórica! Porque, cantar no es solamente ser fiel a la música y letra de cada canción. Cantar constituye para solistas y conjuntos, la obligación de expresar idóneamente, y a la manera del interprete local, la alegría, la nostalgia o la dulzura que quieren comunicar en versos con giros idiomáticos propios y en musicalidades que reflejan un carácter, una posición ante la vida, que los identifica y diferencia. En sus interpretaciones de las canciones latinoamericanas, Voces de Tierralarga no son, pues, cantantes del acervo popular de pueblos hermanos: son sus interpretes.

Y esa propiedad con que interpretan el cancionero popular, desde México a la Patagonia, no es producto de azar. Es la consecuencia de una dedicación profesional ejemplar, responsable y, por encima de todo, de su calidad artística que les hace posible adueñarse con clara percepción de cada detalle que contribuya a la mas absoluta fidelidad de interpretación particular de todas y cada una de las manifestaciones musicales de la América morena…

En lo chileno, Jorge Montaldo, Arnoldo Martínez, Manuel Ortiz, Sergio Gormaz y, ocasionalmente, Jorge Cristoffanini, se han propuesto y lo han logrado, dar a nuestra expresión musical su verdadero valer dentro del mas fiel respeto por lo tradicionalmente chileno, enriqueciendo cada motivo con magníficos arreglos vocales, que sin restar nada a la mas ortodoxa autenticidad, han dado a los cantares de esta tierra larga, una nueva expresión valorizada con talento, con cariño al terruño, con dedicación disciplinada.

En este Long Play,  hay canciones que viven como acurrucadas en un rincón privilegiado del recuerdo. Se escuchan, y al final de esa confrontación verdadera entre el oyente solo y el interprete que no se ve, irrumpe un aplauso silencioso y entusiasta hasta estos muchachos que han sido capaces de retomar algunos viejos temas; de dar artística presencia a ritmos olvidados de nuestro folklore, sin restar un ápice a la chilenidad con que fueron desenterradas unas y creadas otras.

“Voces de Tierralarga” son un hito en el camino ascendente de interpretes nacionales. Encariñados con los temas populares del cantar de América Latina y muy especialmente con el nuestro, ofrecen en este nuevo Long Play, la evidencia de una clara y permanente superación. Guitarras y voces se confunden en la mas lograda interpretación de canciones que abarcan temas de difícil armonización; ritmos cadenciosos y alegres que comunican toda esa emoción pegada a la tierra, que caracteriza a nuestros pueblos.
“Voces de Tierralarga”, verdaderos artistas en su genero, son otro aporte de Chile para el aplauso de América.

Raúl Velasco García

 

Cantos de mi Tierralarga (Chile)- 1967

Cantos De Mi Tierralarga

En el amanecer del auge de nuestras canciónes, cuando apareció un pequeño grupo de “quijotes de la guitarra”, nadie imagino el gran despliegue que – con el devenir de rasgueos y voces de ese delgado, pero fuerte, hilo del redescubrimiento de melodías y ritmos añejos, se llegaría al inmenso caudal creativo e interpretativo que estamos viviendo.
VOCES DE TIERRALARGA, cuando nació al canto, agrego un nuevo extenso escalón dentro de la lógica secuencia ascendente, y determinaron que para llegar al lugar que ellos ocupan, los cantantes deben ser más cantantes, los músicos más músicos y los artistas más artistas.
Lograr el sitial que estos trovadores chilenos – en cuanto a calidad- es difícil. Con su definida personalidad, entregan sus mensajes sonoros sin limites de regionalismos y poseen una inquieta recepción hacia todo lo nuevo, tanto en genero como en autores y expresión. Ellos, desde el presente, cantan al ayer, al hoy y al mañana; cantan a su tierralarga de norte a sur, y cantan a América elevando sus voces sobre la majestuosa cordillera que escucha y ve los sonidos e inquietudes de los hombres que desde su pie hasta el mar derrochan fe, voluntad de crecer y ser libres, atravesando sol, verdor y lluvia, arena, lomas y bosques, ojos negros, trenzas negras y labios rojos.
Una gran cantidad de instrumentos, tradicionales y autóctonos, matizan y dan carácter a las interpretaciones de VOCES DE TIERRALARGA. Ahí esta la tan definida personalidad que les permite un timbre siempre igual, además del sabor e intención para cada tema; y, con ello luchan para llevar cada vez más alto el sentir de nuestra tierralarga.

Jorge Montaldo Novella: Hemos querido dejar, intencionalmente, para el final a Jorge, quien, a nuestro juicio merece un párrafo aparte por su larga trayectoria artística y sus innegables condiciones como interprete. Su paso por conjuntos como “Los Strangers”, “Los Condores”, “Los Quincheros” y “Los Huasos Quincheros” ha marcado una época inolvidable, no solo en su vida sino también en el ámbito interpretativo nacional. Después de retirarse de “Los Huasos Quincheros”, no podía Jorge permanecer mucho tiempo sin cantar, y si bien es cierto que pudo hacerlo solo, prefirió formar un conjunto nuevo. Era un desafío que se hacia el mismo; pero Jorge esta acostumbrado a los desafíos, se lo propuso y busco la colaboración de sus amigos Jorge Cristoffanini y Sergio Gormaz, quienes a sus vez le llevaron a Arnoldo Martínez. No habían cantado nunca en conjunto alguno, salvo Montaldo naturalmente, pero con dedicación, sentido de responsabilidad y por sobre todo un gran cariño por las cosas nuestras, nuestra música y nuestra tierra, en esto Jorge Montaldo fue parte preponderante, quien en los momentos de desaliento, cuando algo fallaba, supo mantener la moral alta y alentar con sabias palabras para continuar en busca de esa meta que juntos se habían fijado. Lo consiguieron, y esto es una satisfacción y un ejemplo para muchos. Así el “Tata”, como cariñosamente lo llaman sus compañeros, se siente felíz de su obra a la vez que reconoce haber tenido suerte al encontrar los colaboradores juntos que necesitaba para cumplirla. Te felicitamos Jorge, a tí, a tus compañeros y a vuestra obra; VOCES DE TIERRALARGA.

 

 

The Wonderful Latin-American Sound of Chile Voces de Tierralarga - 1968

Wonderful

Chile – a long, narrow strip of a country (nowhere more than 100 miles wide) running 2,600 miles along the west coast of South America between the Andes and the Pacific – has a unique music that is “gay, loud and optimistic,” with hardly a trace of native Indian influence.

Chilean music is strongly choral with much guitar and, oddly enough, harp as instrument backing. Basically, it is the music of Spain which developed in the new world as the colonist developed the country. Much of the music is for dancing, particularly exciting scarf dancing performed by a man and woman.

Chile is a scenically spectacular country of mountains, rivers, lakes and ocean, where sport is king. The skiing, from June to September (their summer is our winter), ranks with the best in the world. The fishing is superb.

In Santiago, the capital, you see many blonde people who look like they should speak English, but speak only Spanish. The tip-off is the wide, beautiful Avenida O’Higgins, bespeaking the Irish, English (and German) ancestry of many of the people.

Valparaiso… approach it by sea for a fabulous view of the semi-circular bay circled by hills covered with buildings. It’s unforgettable at night with the myriad of lights from the buildings twinkling against the dark sky.

Viña del Mar rivals the watering spot of the French Riviera as the playground of the jet set.

Tea at five… dinner at nine… a climate like Southern California… an atmosphere at once ancient and new -  it all comes back in the music in the this album, authentically recorded in Chile.

 

 

Cantos de mi Tierralarga (Chile)- 1969

Cantos de Chile

Con el contenido de este álbum hemos querido lograr una visión amplia de la expresión actual de la música chilena, incluyendo danzas y cantos que hablan de la idiosincracia de nuestro pueblo en sus diferentes círculos.

Está la cueca, con sus tres pies (tres canciones con una misma métrica que unidas, conforman un solo cuerpo musical), que ha pasado a constituirse en el baile nacional. El vals, como eco de una época ya pasada. El cachimbo, símbolo de la agreste zona nortina, como una mezcla feliz de fuerte raigambre quechua con nítidos elementos sureños. Y, finalmente, las canciones en sí que, con su nombre de tonadas, hablan bien claro de las diferentes facetas y sentires de nuestros hombres ante su mundo.

Esta muestra de Chile la hacen cuatro grupos. Dos de ellos tal vez los de mas nombradía en nuestro ámbito: DUO REY – SILVA (artistas RCA) y VOCES DE TIERRALARGA, y dos conjuntos jóvenes que además de su calidad se han caracterizado por la pujanza, fruto de su juventud y entusiasmo: LOS HUASOS DE ALGARROBAL (artistas ORPAL) y LOS TAITAS.

 

 

Los Huasos Quincheros - 33 Años de Canto –- 1970

 

Evocación

 

Como nació este conjunto?... de la manera más natural, como lo hacen los pequeños arroyos que se serpentean por las quebradas y que juntando sus aguas van tras un destino no soñado. Teníamos nombres. Nos llamaban Pedro, Ernesto, Mario y Carlos. Nuestro pasar llamo la atención de algunos. Se sentaban en las tardes a nuestro lado, a escuchar nuestro cantar. Había sonrisas en rostros de rosa y corteza. Se había iniciado un camino. A poco andar llego a nosotros Hernán; llevaba en su hombro una dócil guitarra y en su corazón sentimiento. Mario nos dejo en un recodo del camino y busco otros horizontes. Pedro y Ernesto fueron a unirse, arriba, con las nubes y los pájaros. Javier y Raúl se llamaban los nuevos camaradas. Saltamos la cordillera y durante largos días nuestro canto se oyó tras ella. Raúl debió abandonarnos; ya no éramos niños. Abandono la guitarra profesional pero nos regaló su experiencia y sentimiento; un día se durmió para siempre frente al mar. El destino de todos los arroyos. Javier se fue lejos, al final de Chile, entre vientos, nieve y ovejas; buscaba un mejor destino. Con sus ojos dormidos y con la alegría de su corazón se acerco Aníbal. Jorge era el cuarto. Tenia un ruiseñor en su garganta. Cruzamos continentes, mares y selvas. Eramos ya un río. Pero los ríos encuentran escollos insalvables. Una piedra se puso antes nosotros y nos dividió, pero era necesario continuar, había que seguir adelante. Gerardo y Alfredo nos prestaron sus fuerzas, más tarde fue ese ser lleno de poesía que se llama Sergio y que también se encuentra en los confines de nuestra tierra.

Hoy se les nombra Benjamín, Ricardo, Eduardo y Alfredo, pero Uds. Los conocen como “Los Quincheros”. Todos estos nombres tenían algo de piedra y árbol porque se convirtieron en raíz de guitarra. En cuanto a mí, debo contentarme con mirarlos como avanzan. Soy arroyo crecido. Estoy cerca del mar.

Carlos Morgan
33 años de Canto, 1970.
1937-1965
(Co-fundador)